Alcalde realizó verificación de filtros para calidad de agua

Con el propósito de brindar el conocimiento a la ciudadanía sobre el desarrollo y funcionamiento de obras que se ejecutan en el cantón. El alcalde Carlos German realizó un recorrido junto a autoridades municipales, de Emsaba Ep , medios de comunicación y ciudadanos en general por la Planta de Tratamiento de Agua Potable en la parroquia El Salto.

Uno de los objetivos fue mostrar la instalación de filtros y desarenadores que permitirán reducir los índices de hierro y manganeso, eliminando las malas coloraciones del agua mejorando así su calidad.

“Se ha invitado a periodistas de diferentes medios de comunicación para que vean el proceso de la potabilización del agua; además la instalación de los tubos para el filtrado del líquido que garantizará un mejoramiento al servicio a la colectividad”, mencionó el burgomaestre.

Por su parte Fernando González, gerente de Emsaba EP, sostuvo que en la actualidad se encuentran en un proceso de filtración en marcha que permitirá optimizar la retención del hierro y manganeso.

“Hemos trabajado en el mejoramiento al proyecto inicial con la finalidad de que el sistema de filtración tenga una mayor durabilidad, las piezas se deben trabajar en el extranjero pero estarán pronto aquí”, expresó el funcionario quien recalcó que en un plazo de tres meses estarían haciendo las pruebas necesarias para tener finiquitado el proyecto.

Proceso de mejoramiento

El hierro y el manganeso son dos minerales que causan problemas en las líneas de distribución y en los domicilios. El proceso existente en Italia, Francia y Holanda consiste en una filtración biológica con un sistema basado en cerámica que se digiere ambos minerales, donde no hay que remplazar el medio filtrante ni en 3, 4 ni en 25 años; además sin retro lavados constantes sino cada 25 días.

El agua ingresa bombeada desde el campo de pozos ubicados en la Chorrera, se dirige a un desarenador en línea, pasa por las bandejas de aireación y luego a un sistema de bombeo con dos bombas funcionando y una en respaldo, las cuales alimentan a 5 filtros, cada uno de 10 metros de largo por 2.5 de diámetro, los cuales van a contar con el medio filtrante que se encargara de hacer el trabajo y funcionarán de manera independiente.

Luego de las descarga de esos filtros hacemos una desinfección donde se aplica la dosificación de cloro para neutralizar los microorganismos que puedan existir y finalmente se descarga al reservorio que actualmente existe para posteriormente distribuirse a la ciudad.

Este proyecto primero en el país se construirá con una inversión de USD 1’579.000, y tiene como objetivo eliminar el impacto negativo que causa el hierro y el manganeso a un bajo costo.